Mazamorra

Dentro de la familia de las sopas frías andaluzas, esta debe ser el antecesor precolombino del salmorejo. Es una crema espesa, blanca, deliciosa. La hacen excelente en el Restaurante Casa Pepe de la Judería de Córdoba, provincia de donde proviene este plato.

La receta es simple y el plato desconocido, así que es ideal para sorprender a los invitados… excepto si vives en Córdoba, claro, donde todo el mundo la conoce.

Sigue leyendo

Anuncios

Ropa vieja al estilo de Cádiz capital.

Una de las muchas formas de aprovechar los restos del potaje. Ya hayas hecho consomé, puchero gaditano o incluso cocido madrileño, esto puede servirte de ayuda al día siguiente (o al otro).

Ropa vieja

Esta receta viene directamente de la calle Libertad, junto a la Plaza de Abastos, así que puede presumir de gaditanismo.

Otras ideas para aprovechar las carnes sobrantes que puedes encontrar en este blog:

Sigue leyendo

Consomé de ave con Royale de queso

Un consomé es un caldo hecho en otro caldo. Lo mejor que tiene es que cuando se clarifica, queda completamente limpio. Es un plato exquisito, aunque caro y trabajoso.Yo lo guardo para ocasiones especiales. Se puede tomar sólo, con una yema de huevo y un chorro de jerez o con petichús de foie o queso. Una alternativa es preparar un royale, que es una especie de pastel que se hace con el mismo consomé. Los hay de muchos tipos. Hoy os cuento el de queso, que es mi favorito, pero por ahí anda también el de tomate. Esta receta también está basada en el libro de la Marquesa de Parabere La cocina completa

Sigue leyendo

Garbanzos con langostinos

Dicen que es plato típico de Jerez que se ha extendido por toda la zona de la Bahía de Cádiz. Son gloriosos los del Garganzo Negro, en la calle Sacramento de Cádiz, aunque hay otros afamados.

La primera vez que uno oye el enunciado de este plato abre los ojos como ídems, sorprendido por el maridaje. Pero cuando lo has probado, te extraña que no sea algo común y corriente. Y más al precio que andan los langostinos en Mercadona, que ya no es un plato de señoritos ricos.

En fin, un potaje diferente para abrir la temporada otoño-invierno. Pueden cambiarse los langostinos por carabineros, en cuyo caso resultará más sabroso (y caro) y los garbanzos por fabes o alubias blancas gordas. Sigue leyendo