Lomo con cerezas

Uno de los primeros platos de triunfo que aprendí a cocinar. La receta venía de un fantástico programa de cocina de radio 3 en los años 80. Cada semana te daban los ingredientes para la semana siguiente, sin decirte lo que ibas a cocinar y te iban dictando la receta. Y mientras cortabas la cebolla, por ejemplo, te ponían una canción para no llorar. Era genial. Y le dio título a la primera versión de este blog: Por las cocinas del infierno

Es fácil de hacer, muy propio de fiestas y se conserva una vez hecho más de una semana. Ideal para novatos en la cocina que quieran presumir. Como era yo entonces…

Sigue leyendo

Consomé de ave con Royale de queso

Un consomé es un caldo hecho en otro caldo. Lo mejor que tiene es que cuando se clarifica, queda completamente limpio. Es un plato exquisito, aunque caro y trabajoso.Yo lo guardo para ocasiones especiales. Se puede tomar sólo, con una yema de huevo y un chorro de jerez o con petichús de foie o queso. Una alternativa es preparar un royale, que es una especie de pastel que se hace con el mismo consomé. Los hay de muchos tipos. Hoy os cuento el de queso, que es mi favorito, pero por ahí anda también el de tomate. Esta receta también está basada en el libro de la Marquesa de Parabere La cocina completa

Sigue leyendo

Pata de cordero al horno

Mechar una pata de cordero con láminas de ajo (unos dos o tres dientes), frotar con manteca de cerdo, salar ligeramente y colocar en el horno previamente calentado en una rejilla sobre una fuente que recoja el jugo que irá soltando.

Mojar la pata de vez en cuando con el jugo. La pata debe quedar muy dorada por fuera y bien hecha por dentro. O sea, lo típico, cuando se meta una aguja de hacer punto (esa que todos tenemos en la cocina) debe salir limpia y la carne no debe sangrar.

¡Qué aproveche!

Besugo al horno navideño al estilo de Madrid

Ingredientes (para 4 personas):

1 besugo de 1 ½ kg
1 tomate
1 limón
4 dientes de ajo
1 dl de aceite de oliva virgen
1 hoja de laurel Perejil
Guindilla
Sal

Preparación

Pedir al pescadero que prepare el besugo para asar (o hacerlo uno mismo). Es decir, escamar el besugo, desviscerarlo y quitarle la espina central sin cortar la cabeza.

Sofreír ligeramente los ajos enteros y con piel, la hoja de laurel y un poquito de guindilla en la cazuela donde se va a hacer el besugo. (Una besuguera que vaya al horno).

Frotar el pescado con la pulpa de medio tomate y rociar con el aceite y el zumo de medio limón. Hacer unas rajas y meter en ellas rodajas hechas con el tomate y el limón sobrante. También pueden meterse estas rodajas en la tripa del besugo.

Rociar con la fritada de ajos. Cocinar al horno medio-alto durante 15 ó 20 minutos.